NUESTRA
METODOLOGÍA

 

El modelo de intervención está basado en la terapia familiar sistémica relacional, que tiene como objetivo principal incluir a los padres en el proceso de la psicoterapia del niño/adolescente. El protagonista sigue siendo éste y la función de los padres consiste en participar de forma activa para apoyar el desarrollo de su hijo.Para conseguir nuestros objetivos utilizamos técnicas novedosas y eficaces :


-> EMDR
Consiste en la desensibilización y reprocesamiento de situaciones traumáticas pasadas que en el presente desembocan en fobias,ataques de pánico,ansiedad y/o depresión.


-> ICV
Esta técnica permite al paciente sanar el sistema mente-cuerpo de traumas pasados o recientes, recuperando la capacidad de funcionar con un "YO" sólido y una buena calidad de vida.


-> EFT
La cáusa de una emción negativa es una ruptura en el sistéma energético del cuerpo.Esta técnica es una versión emocional de la acupuntura, pero sin agujas, en su lugar se estimulan puntos meridianos de energía mediante el "tapping".

La caja de arena.
La terapia con caja de arena (TCA) es un facilitador del proceso de individuación, en la medida que la persona elige hacer más consciente diferentes aspectos de su personalidad. Trae a la consciencia lo que el paciente no ve en la realidad.

Otras de las técnicas lúdicas que empleamos pueden ser la mano de confianza, la constelación afectiva, las tarjetas de las emociones, de la autoestima o la técnica de los trajes.

LA INTERVENCIÓN
TERAPÉUTICA

Se divide en varios momentos:

1) La evaluación comprensiva mediante la realización de entrevistas, la observación conductual y directa, pruebas y algunos tests. La evaluación del niño o adolescente incluye también la valoración de la relación padres/hijo. Se recogerá información del ambiente social y familiar de éste.

2) Devolver a los padres la información recogida en la evaluación y proponer la intervención (duración y objetivos terapéuticos a trabajar). Algunos objetivos requieren el trabajo conjunto con el niño o adolescente y los padres. Algunas sesiones de trabajo serán exclusivamente con los padres. Para que la psicoterapia infantil y adolescente sea eficaz, los padres deben de colaborar en todo momento con la psicoterapeuta.

3) La construcción de la relación terapéutica, en la que el niño o el adolescente se “sienta sentido” por la terapeuta y se cree un lugar seguro donde pueda explorar su mundo interior y exterior. Esto sólo puede darse desde una vinculación terapéutica nutridora.

4) Apoyar y guiar a los padres para que puedan mejorar su rol de cuidadores, creando experiencias relacionales diferentes, de discontinuidad y perseverancia, para reconstruir los canales de comunicación y afecto.

5) La psicoterapia con adultos se basa en la psicología de la vinculación afectiva y el apego, que otorga vital importancia a las relaciones primarias y que son el fundamento seguro en posteriores relaciones, experiencias de vida y el contexto actual de la persona. La terapia promueve lo que se denomina la resiliencia de la persona.

NUESTRAS TERAPIAS:
TÉCNICAS LÚDICAS